Inicio / Recursos / Actividades preescolares / 1. Vestuario de animales

1. Vestuario de animales

ACTIVIDADES PREESCOLARES

Noemí Aguilar Martínez

Directora del Laboratorio Pedagógico “Lauro Aguirre”

Contar historias y cantar poemas para nuestras niñas y niños es compartir los sentimientos y despertar los sueños: ahí donde nacen las costumbres y se dan cita la Historia y la Geografía. Escribir para los más pequeños es colarnos por el portal de las palabras y entrar a su mundo de paz, de juegos, de noches y amaneceres mágicos repletos de humor. Esta colección de actividades está dedicada a las educadoras. Aquí, intentaré plasmar las huellas de nuestra cultura y su esencia indígena, la lucha por la libertad y la contemplación de la naturaleza, tradiciones habladas y juegos del lenguaje. ¡Espero que lo disfruten tanto como yo en compartirlo!

 1)   Vestuario de animales

Competencia: Lenguaje y comunicación

Ilustraciones: María Vianey Mendoza Aguilar

 

Los animales son parte importante del mundo de los niños, se vuelven magia y encuentro para nuevos aprendizajes. Siempre serán una oportunidad para acercarlos a la escritura y a la lectura.

Vestuario de animales Noemí Aguilar a

Descripción de la actividad:

  • Ensaya los versos y léelos a los niños (puedes hacer movimientos relacionados con los animales).
  • Pide a los niños que mencionen que animales identificaron en la poesía (si no lo recuerdan puedes volver a leerles los versos).
  • Pregúntales sobre su piel, sus huesos, sus colores (lo importante es que sean ellos los que se expresen).
  • Escribe en el pizarrón el nombre del animal según su vestuario de acuerdo a lo que sugiere la actividad (que los niños te dicten los animales que conocen).
  • Luego sugiéreles que los copien en su cuaderno.

 Vestuario de animales Noemí Aguilar b

Algo para jugar:

  • Imprime la imagen y fotocópiala para cada niño.
  • Cada niño puede colorear su ilustración con ayuda de un familiar.
  • Después de leer la poesía, ocupa la imagen y pide que observen la ilustración.
  • Elabora tarjetas con los nombres de los animales que aparecen en la imagen: pingüino, cigarra, colibrí, tortuga, flamingo, caracol, cangrejo, tigre, león, pez, medusa, caballito de mar, mariposa. Usa estas tarjetas para cantar el nombre de los animales y jugar a la lotería. Da fichas o semillas a cada niño para que las coloquen sobre los animales según se vayan mencionando. Gana el que diga primero “lotería”. Las primeras veces canta tú las tarjetas, después, pide a los niños que al mostrar las fichas sean ellos quienes las lean.
  • Esto les ayudará a relacionar las palabras escritas con su significado, es decir, es un divertido acercamiento a la lectura.

 

Vestuario de animales Noemí Aguilar c

 

Vestuario de animales

(poema de la autora)

 

En el Jardín zoológico

hay una fiesta especial,

con música de cigarras

y en gala de pavo real.

 

Ya están todos en sus trajes;

los peludos y los pelados,

con manchas, o de plumaje,

con escamas o arrugados.

 

Otros además de orejas,

tienen antenas o cuernos,

colmillos, caparazones,

espinas, o pocos huesos.

Tortuga, caracol, cangrejo

tienen concha cual maleta;

los peces en vez de pies,

lucen hermosas aletas.

 

En la gama de colores

hay animales rosados,

verdes, rojos, grises, pardos,

blancos, negros y morados.

 

Todos fueron atendidos

por pingüino y colibrí;

todos lucieron vestidos…

¡Qué gran fiesta hubo aquí!

Vestuario de animales Noemí Aguilar d

 

NOTA CULTURAL:

Si bien es cierto que la lectura requiere varios sentidos para realizarse (esencialmente el de la vista, o bien, el del tacto en el sistema Braille), Frank Smith asegura que “es el cerebro el que ve, los ojos tan sólo miran”.

De acuerdo con este teórico de la lectura, los niños que han comprendido el lenguaje hablado, y podido distinguir un perro de un gato, demuestran el desarrollo suficiente y la agudeza visual para iniciar el aprendizaje de la lectura.

Así, los ojos son capaces de captar la información visual (grafías impresas y signos en las tarjetas para cantar la lotería), llevarla al cerebro y procesarla junto con información no visual, que es la que nos permite comprender el español y corresponde a lo que los niños saben de los animales: sus experiencias y conocimientos previos, en suma, la que nos da cierta habilidad para leer y comprender eso que está escrito.

Ambas clases de información, visual y no visual, son intercambiables entre sí. Para que el cerebro pueda procesar y dar significado a lo que está escrito debe hacer uso también de la información no visual.

 

CC BY-NC-ND 4.0 Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Acerca de Noemí Aguilar Martínez

Nacida en la Ciudad de México, creció en una familia de maestros, cercana al folclor cultural y a los niños de zonas rurales. Educadora y Formadora de docentes desde los 20 años, vivió en Oaxaca donde reforzó la cultura escolar basada en el diálogo, la colaboración y la inclusión. Autora de libros de lenguaje y comunicación para preescolares. Maestra en Educación, lenguaje y Psicoterapia Gestalt. Fue directora del Laboratorio Pedagógico “Lauro Aguirre”, Jardín de Niños Anexo a la ENMJN.

Revisa también...

Cantando rimas: Los monos

Cantando rimas: Los monos Noemí Aguilar Martínez Docente de la ENMJN   Contar historias y …